Una revista cultural LGTBIQ en Lima

Crónicas de la Diversidad edición N° 7, enero 2019 (detalle de la portada) | © Alexander Caballero

Entrevista escrita por Viviana Gálvez Córdova

En tiempos donde la revistas impresas son cada vez más escasas, toparse con una revista peruana visualmente atractiva y con papel cuché (alta calidad) llama la atención. Que además tenga contenido cultural es un beneficio adicional. Que tenga como foco la producción cultural de la comunidad LGTBIQ peruana es ya la cereza del pastel. Es el caso de Crónicas de la Diversidad, una revista que se publicó por primera vez en el 2014 y que tras años de ausencia, realizó su relanzamiento semanas atrás. Conversamos con Gianna Camacho García, licenciada en Periodismo y miembro del comité consultivo de la revista, para que nos cuente más sobre este gran proyecto editorial.

¿Cómo surge la revista Crónicas de la Diversidad?
El primer número de la revista sale en abril del 2014. El público objetivo es el conjunto de personas, homosexuales o heterosexuales, interesadas en la producción cultural de la comunidad LGTBIQ. No existen otras publicaciones locales similares. Dentro del rubro de publicaciones culturales es la única que se dedica a la producción cultural LGTBIQ.

¿Por qué dejó de publicarse por un periodo de tiempo?
La revista salía cada dos meses. Todo el trabajo que implicaba terminó estresándonos. Más aún cuando todos los que nos dedicamos a la revista tenemos nuestros propios trabajos y tratamos de dedicarle el poco tiempo libre que tenemos a la revista.

¿Qué motivó su relanzamiento este año?
La revista surge inicialmente para llenar ese vacío que existe en el Perú para difundir la gran producción LGTBIQ que se realiza permanentemente pero que se invisibiliza. Por ejemplo, en uno de nuestros números hablamos de Pedro Palanca, el gran caricaturista de temas gays que en el Perú no era conocido pese a haber tenido exposiciones y ser reconocido en el extranjero. Lo mismo cuando ocurrió la bienal de Sao Paulo en el 2014 y del Perú se llevaron dos muestras sobre la población transgénero y ningún medio lo informó. Varios años después ese vacío, ese silenciamiento, continúa pese a que ahora hay muchísima más producciones LGTBIQ de la que había cuando empezamos con la revista.

¿Qué tipo de información se puede encontrar en la revista?
Hacemos un seguimiento de lo que se ve en el Perú en el teatro, cine, literatura y en todo ámbito cultural, que contenga personajes o la temática LGTBIQ.

¿Qué notas destacan en la edición de febrero del 2019?
Cada número tiene un tema principal. En la edición N° 7 (febrero 2019), dado que habíamos dejado de publicar varios años, decidimos hacer un recuento de todo lo que se produjo en el 2018. La nota principal es por supuesto la entrevista a Javiera Arnillas, a quien consideramos una de las personas más relevantes del año por su valentía, su exposición mediática, su juventud y su proyección. Hay también un artículo del escritor peruano Juan Carlos Cortázar (autor de Cuando los hijos duermen y de El Inmenso Desvío), del escritor boliviano Edgar Soliz (autor de Diccionario Marica y de Eucaristicón), de Ricard Huerta, profesor de la Universidad de Valencia en España, hay un portafolio fotográfico de Eva Mañez de España sobre una organización de mujeres trans en Cusco, entre muchas otras publicaciones.

¿Quiénes son los colaboradores de la revista?, ¿el público en general puede enviar artículos o propuesta de temas?
El Director es el economista Julio Lossio Quichiz, la Editora General es la activista Vero Ferrari, miembros del Comité Consultivo somos el activista Jorge Chávez y yo. Todos nosotros somos los colaboradores permanentes. Se invita siempre al público a enviar colaboraciones según los temas seleccionados con el Comité Consultivo. El correo al que pueden enviar colaboraciones es direccion@cronicasdeladiversidad.com. También, cada cierto tiempo hacemos concursos de crónicas.

 

También han lanzado el Periódico Mensual Diverso, ¿en qué se diferencia de la revista?
El periódico trata temas de coyuntura del mes. A diferencia de la revista que contiene principalmente artículos atemporales o de un periodo de tiempo mayor. Igualmente son bienvenidas las colaboraciones del público. El periódico se reparte gratuitamente y tiene un tiraje mucho mayor que la revista.  Hay que tener en cuenta que nuestra plataforma, además del periódico y de la revista también incluye nuestro canal de YouTube donde hacemos entrevistas y que lo hemos iniciado hace unos meses, además de la página web en donde se encuentran artículos que no se encuentran en la revista ni en el periódico y de la página de facebook donde cada día colocamos publicaciones de lo que va apareciendo en temas de cultura LGTBIQ en el Perú y el mundo.

En Perú existe mucha ignorancia sobre la comunidad LGTBIQ, ¿cómo poder definirla para alguien que no tiene ningún conocimiento, más allá de los prejuicios que existen?
Si bien siempre se nos menciona como un todo (LGBTIQ), lo cierto es que hay la necesidad de diferenciar las poblaciones; no todas tenemos las mismas necesidades o exigencias. Pero la respuesta es sencilla: somos seres humanos, por lo tanto, nos corresponde los mismos derechos y responsabilidades que a toda la población en general.

Tu eres activista trans desde hace varios años, ¿cuál es tu opinión sobre la mayor visibilidad que existe sobre la violencia y discriminación contra las mujeres que se está dando en Perú?
Definitivamente, es positivo que se visibilice la violencia hacia la mujer, sin embargo, sabemos a qué costo: mujeres golpeadas, mujeres quemadas por sus parejas o ex parejas, agredidas porque la comida estaba picante, por salir a la calle sin permiso del marido, etc. Y si bien las autoridades actúan rápido con temas mediáticos (morbosos), falta reforzar más el trabajo menos "sexy", o sea, la prevención. Educar a los niños para que no se conviertan en futuros hombres agresores. Aplaudimos cuando la policía captura al agresor; aplaudimos cuando la ministra de la Mujer sale a mostrar su apoyo a una víctima; aplaudimos cuando un juez sentencia con penas severas a un feminicida o agresor de mujeres; pero queremos también aplaudir al Ministerio de Educación por ponerse fuerte con una enseñanza basada en el enfoque de género, acto crucial para que no hayan ni violencia hacia la mujer, ni desigualdad por su condición de mujer, ni ataques a personas con identidad de género u orientación sexual diferentes a lo que la sociedad considera como "normal".

¿Qué acciones puntuales se pueden adoptar para revertir esta situación contra la comunidad LGTBIQ?
Nuevamente, hay que diferenciar las poblaciones, pues no todas tenemos las mismas necesidades o exigencias. Como un todo (LGBTIQ) siempre lucharemos porque no se discrimine absolutamente a nadie, ni por su identidad de género ni por su orientación sexual; pero las personas trans, debido a nuestra expresión de género, somos las más violentadas, desde una forma verbal hasta físicamente; y obvio, somos asesinadas. Como acciones puntuales considero que la que más urge es contar con una Ley de Identidad de Género, segundo una Educación con Enfoque de Género y tercero, que los gobiernos locales, provinciales y regionales cuentan con ordenanzas u otros dispositivos legales similares que exija el respeto hacia las personas LGBTIQ con especial mención a personas trans.

DATOS ADICIONALES
- Tiraje de la revista Crónicas de la Diversidad: La edición N°8 de la revista tendrá un tiraje de 1,000 ejemplares
- Periodicidad de la publicación: cada cuatro meses
- Precio de venta: S/20
- Puntos de distribución: kioscos y librerías de Lima
- Página web:
www.cronicasdeladiversidad.com

SOBRE GIANNA CAMACHO GARCÍA
Gianna Camacho García tiene 30 años y lleva 10 años ejerciendo como periodista en el sector público y privado. Realizó un curso de postgrado en Marketing Digital y web 2.0. También ha estudiado inglés. En sus propias palabras: “Eso sí, valga la aclaración que mis estudios y la mayor parte de mi carrera no expresaba mi verdadera identidad de género; la cual tuve que reprimir porque sabía que de lo contrario no hubiera podido alcanzar todo lo que he alcanzado a nivel profesional. Esos años fueron agridulces, teniendo estabilidad laboral pero infeliz sin ser capaz de mirarme al espejo. Hoy siento que soy una mujer trans empoderada y luchadora”.

Añadir nuevo comentario