El retorno del Rey

El cantautor más grande declaró estar pensando "el largo y extraño viaje del mono desnudo".

Con 79 años, a la víspera del lanzamiento de su trigésimo noveno álbum, 'Rough And Rowdy Ways', Dylan regresa con una entrevista, la única en cinco años, en la que ofrece sus impresiones sobre los convulsos tiempos actuales y sus nuevas composiones. 

"Vengan, amigos, júntense y les contaré una historia". Nada como las letras de Bob Dylan para interpelar la realidad norteamericana. Gran parte de su repertorio son una serie crónicas de su tiempo disfrazadas de canciones. En Blues del País del Norte, por ejemplo, Bob Dylan presta su voz al monólogo de una mujer resignada por el devastador estilo de vida de los pueblos mineros, las consecuencias de una económia reprimida y la cruz del paso del tiempo. En Huracán cuenta la historia de Rubin Carter, el boxeador afroamericano falsamente incriminado, "colocado en prisión, por algo que jamás hizo, cuando pudo haber sido campeón del mundo". En Solo un peón en su juego, Dylan invierte los papeles y coloca al hombre blanco culpable del asesinato de Medgar Evers, un activista afroamericano, como la víctima de un sistema perfecto donde burócratas, sacerdotes y policías colaboran para que la violencia siga desembocando en crímenes racistas e inhumanos como el de todos los George Floyd.

Esta semana, después de cinco años sin ofrecer entrevistas, Bob Dylan conversó el New York Times sobre los agitados tiempos actuales:

"Me enfermó sin fin ver a George torturado hasta la muerte de esa manera"

Piensa que el virus es apenas una "antesala", pero descartó que la causa pueda ser atribuída a "un castigo divino". 

"La arrogancia extrema puede tener algunas sanciones desastrosas. Tal vez estamos en la víspera de la destrucción. Hay muchas maneras de pensar en este virus. Creo que solo tienes que dejar que siga su curso."

Adjudicó a su generación el ejercio de la memoria, mientras que a los jóvenes de hoy el ejercicio del olvido: 

"No tienen pasado, así que todo lo que saben es lo que ven y oyen, y creerán cualquier cosa. En 20 o 30 años a partir de ahora, estarán a la vanguardia. Cuando veas a alguien que tiene 10 años, él tendrá el control en 20 o 30 años, y no tendrá ni idea del mundo que conocimos."

Además, contó que su nuevo disco nació de un torrente de conciencia; que la obra musical de Broadway inspirada en la canción homónima Girl of the North Country (Chica del País del Norte), cancelada en pleno éxito por la pandemia, lo conmovió hasta las lágrimas, así como sobre sus preferencias musicales:  

"Ella Fitzgerald como cantante me inspira. Oscar Peterson como pianista, absolutamente. ¿Algo de esto me inspiró como compositor? Sí, Ruby, My Dear de Monk. Esa canción me puso en alguna dirección para hacer algo en ese sentido. Recuerdo haber escuchado eso una y otra vez."  

El reportaje, a cargo del profesor de historia y escritor Douglas Brinkley, describe el nuevo disco de Dylan: "Trances e himnos, blues desafiante, anhelos amorosos, yuxtaposiciones cómicas, juegos de palabras de bromista, ardor patriótico, firmeza inconformista, cubismo lírico, reflexiones de la era crepuscular y satisfacción espiritual". Un disco del que Dylan ha ido ofreciendo adelantos durante esta pandemia mundial, y que hemos comentado aquí. 

'Rough and Rowdy Ways' (Maneras áspiras y ruidosas) se publica este viernes 19 de junio. Se trata de un album firmado con canciones originales suyas después de casi una década de silencio creativo.

Fuente: Bob Dylan Has a Lot on His Mind

Añadir nuevo comentario